ESPECIES

VIDEO
 
 
Home
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alex

 

Kentia / del Paraíso
“Howea forsteriana”

Nombre científico o latino: Howea forsteriana
Nombre común o vulgar: Kentia, Palma del Paraíso
Familia: Arecaceae (antes Palmaceae).
Origen: Isla de Lord Howe (Este de Australia).

Esta palmera es una de las más cultivadas en todo el mundo, como planta ornamental, por su grácil aspecto, tanto se cultive en interior como en exterior.
Tronco que puede llegar a superar los 18 metros de altura por tan solo 15 cm de diámetro.
Crecimiento muy lento, necesitando muchos años para formar un tronco de pocos metros.
Hojas pinnadas de 3-5 m verde oscuro, insertadas en el tronco con protección de fibras marrones.
La Kentia produce una inflorescencia, de un metro, compuesta por flores blancas.
Éstas se sitúan en 3-7 espigas que se fusionan en su base.
Los frutos maduros son de color rojo pálido, en forma de huevo y miden aproximadamente 38 cm de largo.
Luz: Crecerá perfectamente con poca luz mejor que cualquier otra palmera.
La Kentia de exterior crece mejor en espacios de sol pleno, aunque solamente tolera la luz directa del sol después de los cinco años de edad. Los ejemplares jóvenes necesitan ser protegidos de la luz directa del sol y crecen mejor en lugares de sombra o de semisombra.
Temperaturas: Vive al aire libre en zonas costeras cálidas. En zonas más frías se usa como planta de interior. Puede soportar heladas ligeras (-4ºC), de corta duración. No le gustan los climas tropicales calurosos.
Humedad: En verano, pulverizar con agua a diario, sobre todo si la temperatura es elevada o si se halla en un cuarto con calefacción.
Suelo: La Kentia tolera y se adapta a una amplia variedad de suelos, incluidos aquellos que son neutros, ácidos, arcillosos y ligeramente alcalinos, pero se desarrollan mejor en suelos compuestos por arena, arcilla, ricos en materia orgánica y con un buen drenaje.
Riego: La Kentia de interior no debe ser regadas en demasía, ya que podrían contraer un hongo Phytophthora. Riego en verano 2 veces por semana y en invierno 1 ó 2 veces al mes. Toleran un nivel de sequía moderado.
Abono: Son plantas de lento crecimiento, sin embargo si se abonan, de forma regular, con fertilizante especial para palmeras se logra estimular al máximo su crecimiento.
Un abono equilibrado (por ejemplo, 18-18-18) de liberación lenta debería ser usado durante el período de crecimiento.
En maceta, abonando cada 15 días en verano con un abono líquido para plantas verdes, por ejemplo.
Debido a su lento crecimiento, la Kentia cultivada en maceta puede permanecer en el mismo recipiente durante muchos años.
Plagas y enfermedades: La cochinilla algodonosa, araña roja y trips son las plagas más comunes, que generalmente aparecen en períodos calurosos. Hongos como el Cylindrocladium o el Stigmina.